Musa escondida.

La musa anda escondida,
en la música que encuentro,
que se mete en mis entrañas,
preñada de versos nuevos.

Despierto por las mañanas,
y en las noches con los versos,
pues se atropellan palabras,
y tengo que darles censo.

Mi mente anda hechizada,
entre los versos de yeso,
que forman los muros de ideas,
frente a los que me despierto.

Voy leyendo en la pizarra,
de mi cuarto, verso a verso,
después los voy engarzando,
letra a letra, en mi cuaderno.

Y pintan paisajes de ideas,
las palabras que me encuentro,
cual Murillo hizo en sus cuadros,
letra a letra, verso a verso…

Y me rezuman las frases,
que destilo sin quererlo,
por los poros de mi piel,
como a los sarmientos viejos.

Manojos de versos de estrellas,
que en racimos penden de ellos.
Manojitos de colores
pintan paisajes de invierno.

¿Quién me dicta las palabras?
me pregunto al releerlos,
y no hallo la respuesta,
más no puedo detenerlos…

YiYi

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Collage de miradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s